<
 
 
 
 

ENFOQUES OTROS ENFOQUES  

Experiencia y espíritu innovador, la personalidad de un enólogo de referencia

Redacción

Josep Bujan es un enólogo curtido en la viña y la bodega, maestro de enólogos en la elaboración del cava, un producto al que ha estado unido durante su larga trayectoria profesional. Abandonar en 2016 el primer plano que ha representado ejercer la dirección técnica de Freixenet, tras estar al frente de la enología de uno de los grupos punteros a escala mundial, su conocimiento y experiencia se centran en su actual etapa en nuevos proyectos e innovación del Grupo.

Josep Bujan, con Josep Ferrer Sala (derecha).
Foto: Miquel Monfort

..
...

Entre ellos, destaca un doble y bello homenaje a los orígenes, el de la Finca La Freixeneda que dio nombre a la gran marca que hoy es, y el de Casa Sala, la bodega en la que se fraguaron, a principios del siglo XX, los espumosos que dieron lugar a los cavas Freixenet.

En el marco del Congreso anual ACE 2017, celebrado el pasado 31 de marzo en el Auditorio del Museu de la Ciència i de la Tècnica de Catalunya (mNCTEC) en Terrassa (Barcelona), Josep Bujan fue invitado a relatar su dilatada vivencia profesional en una jornada técnica dedicada este año a «La mejora de las habilidades del enólogo».

Resaltó la simbiosis existente entre el producto elaborado y el enólogo que lo hace posible y que le identifica con un territorio, con una cultura e identidad propias. «Mi profesión es una amalgama de emoción y arte, a la que se añade el valor de trabajar con un equipo muy bien preparado y con ganas de experimentar», explicó Bujan.

  «Mi profesión es una amalgama de emoción y arte...»  

Además, continuó, es muy importante «mantener una buena comunicación con el equipo comercial». Para este enólogo, es un privilegio ser el elaborador que más millones de botellas de cava ha aportado al mundo con una regularidad y calidad altísimas.

Tras haber configurado, con paciencia y resolución, el Departamento técnico de Freixenet, hasta convertirlo en el modelo de eficiencia y innovación que es actualmente, sigue aportando su experiencia en La Freixeneda y Casa Sala, en las que trabaja con una nueva forma de elaboración rigurosa, a la vez respetuosa y científica y técnicamente avanzada, una fusión que Bujan, como nadie más, sabe concretar y que incluye desde sofisticados tanques transportables hasta prensas de madera, un proceso operado con la única fuerza de la gravedad.
.
..

Casa Sala 2007 y La Freixeneda 2012


Los retos han sido obtener «un brut nature sin ningún tratamiento enológico y una crianza de nueve años», así como «elaborar un vino tinto con uva pasificada no dulce» –tras haber mantenido en cámara frigorífica por separado uvas de garnacha y cabernet sauvignon– , vinificado en tanques de acero, que permiten que la fermentación maloláctica y alcohólica ocurran conjuntamente, y una crianza en barricas de roble sin tostar de 10 cargas, las usadas históricamente en el Penedès, durante más de dos años (…); como colofón, la singularidad añadida de cerrar la botella con tapón de cristal para favorecer aún más esa expresión frutal».


Trabajo artesanal y tecnología punta de la mano de quien ha dedicado más de 40 años a defender e innovar en la elaboración de cava, y a mostrar con generosidad y humildad a cuantos le han acompañado los secretos de la segunda fermentación.

 

[26.4.17]
[Créditos]