ACE Revista de Enología
Patrocinadores:
AEB
ACE Revista de Enología
Asociación Catalana de Enólogos
  Portada revista Biblioteca Buscar en ACE Archivo Web anterior Navegador Enológico Suscribirse a ACE Enviar E-mail |Portada|Biblioteca|Búsqueda|Archivo|Navegador|Suscripción|Correo|
Investigación    
Un congreso europeo en las antípodas
Montserrat Daban

Durante los días 11 a 17 de octubre del 2001 tuvo lugar en Adelaida el XXVI Congreso Mundial y la 81ª Asamblea General de la Organización Internacional de la Viña y el Vino. El lema del encuentro fue «Enfrentarse al desafío del consumidor», aspecto en torno al cual se vertebraron las comunicaciones presentadas en sus cuatro secciones: viticultura, enología, economía y salud.

A pesar de la ausencia de Estados Unidos, se presentaron al congreso cerca de 150 conferencias y paneles, con un claro dominio europeo. La localización geográfica y la clara vocación de investigación y desarrollo en enología y viticultura de los países considerados del nuevo mundo en los mercados vitivinícolas (Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Chile, Argentina, Estados Unidos), podía hacer prever que su participación en el congreso mundial de la OIV sería mayoritaria. No obstante, las cifras reales se alejan de esta previsión: 92 presentaciones europeas frente a las 36 de dichos países, 37% de las cuales fueron de investigadores franceses (el país con mayor número de presentaciones) y 20% españoles. Sobre este último punto cabe destacar que, a pesar de encontrarse en las antípodas geográficas de la sede de este último encuentro de la OIV, el número de comunicaciones españolas presentadas igualó a las del país anfitrión.

Este baile de cifras sirve para ilustrar un hecho: la gran participación de la vieja Europa en el congreso que, al menos oficialmente, reúne a los principales grupos de investigación vitivinícola de todo el mundo. Las interpretaciones pueden ser más de una: quizá la OIV sigue siendo eminentemente europea (y más desde la partida de Estados Unidos), o tal vez algo está empezando a moverse por estas latitudes.

Eibach, R: «Maintenance of genetic resources and their evaluation for viticulturally important traits», Libro de resúmenes del 26º Congreso Internacional y 81ª Asamblea General de la Organización Internacional de la Viña y el Vino , 11-17 octubre 2001. Adelaida, Australia; pág. 51. El Instituto Geilweilerhof para el Cultivo de la Viña, en la ciudad alemana de Siebeldingen, se dedica a la investigación, el cultivo y la documentación bibliográfica sobre la vid. Como parte de su tarea lleva a cabo programas de desarrollo de variedades resistentes a las enfermedades y mantiene un catálogo internacional de variedades de Vitis. Uno de sus miembros presentó una conferencia en el congreso de la OIV sobre el mantenimiento y evaluación de recursos genéticos. Como ejemplo de los esfuerzos empleados en coordinar a nivel internacional el mantenimiento y descripción de las variedades de Vitis, el autor describe la colección que alberga su instituto, que comprende 2500 genotipos, de los cuales se han recogido y clasificado los rasgos más importantes para la viticultura.
Ortega-Heras, M., Manrique, R., Izcara, E. et al.,: «La concentración parcial de mostos aplicada a la corrección de defectos de madurez», Libro de resúmenes del 26º Congreso Internacional y 81ª Asamblea General de la Organización Internacional de la Viña y el Vino , 11-17 octubre 2001. Adelaida, Australia; pág. 146. El autoenriquecimiento de mostos es una de las prácticas permitidas por la legislación europea, junto con la chaptalización y el uso de mostos rectificados, para corregir los defectos de madurez de un vino. Un trabajo presentado en Australia por un grupo de la Universidad de Burgos, en colaboración con la Estación Enológica de Castilla y León, ha determinado el efecto de la primera de estas prácticas sobre las características finales de los vinos. Para ello compararon vinos elaborados con uvas vendimiadas en premadurez y uvas en madurez óptima, tras autocorregir los mostos de las primeras con mosto concentrado por evaporación en frío. La técnica, ante la similitud de perfiles aromáticos y color de ambos tipos de vinos, se mostró válida para corregir esta clase de defectos.
Muller, C.A., van Rensburg, P., Manley, M. et al.,: «The monitoring of the spreading of commercial wine yeasts in the vineyard», Libro de resúmenes del 26º Congreso Internacional y 81ª Asamblea General de la Organización Internacional de la Viña y el Vino , 11-17 octubre 2001, Adelaida, Australia; pág. 135. Algunas de las preguntas que se plantean a la hora de prever que, en un futuro, tal vez se liberarán a los viñedos levaduras modificadas genéticamente, es si serán capaces de multiplicarse y diseminarse en el medio, cuál será su competitividad con las levaduras naturales y cómo afectará su presencia a las fermentaciones de años sucesivos. Estas cuestiones y sus respuestas se han tratado en el congreso de la OIV a través de los miembros de la Universidad de Stellenbosch, Sudáfrica, que han abordado el problema con un análisis de las levaduras presentes en un muestreo de viñas, en el que se intentó determinar la proporción de cepas comerciales halladas. La conclusión ante tan baja representación es que las cepas comerciales no son capaces de dispersarse fácilmente desde la bodega hacia los viñedos. A continuación tienen previsto liberar cepas manipuladas genéticamente en una área restringida.
|Portada|Biblioteca|Búsqueda|Archivo|Navegador|Suscripción|Correo|
(C) ACE Revista de Enología
(C) de la publicación: RUBES EDITORIAL