ACE Revista de Enología - NOTICIAS
Patrocinadores:
AEB
ACE Revista de Enología
Asociación Catalana de Enólogos
  Portada revista Biblioteca Buscar en ACE Archivo Web anterior Navegador Enológico Suscribirse a ACE Enviar E-mail |Portada|Biblioteca|Búsqueda|Archivo|Navegador|Suscripción|Correo|
Noticias Destacadas Otras noticias  
La nueva organización

La Oficina Internacional de la Viña y el Vino será a partir de ahora "Organización", y con este nuevo nombre tiene la intención de cumplir con las misiones previstas en sus estatutos, en especial las que pretenden responder a los nuevos desafíos del sector vitivinícola mundial para asegurar el futuro de éste.

Es evidente que el entorno de la primera reunión en 1924, en la que participaron los ocho países productores que decidieron crear la Oficina, es muy distinto del actual, con 45 Estados miembros y sus respectivos intereses nacionales, comunitarios y locales. Y con el entorno cambian también circunstancias, necesidades, conocimientos, consumidores y mercados. Todo es distinto, pero la OIV decidió, en 1997, adaptarse al contexto internacional en la medida de sus posibilidades a través de sus medios humanos, materiales y presupuestarios, así que al término de la Conferencia Internacional del mes de junio del 2000, convocada a petición de 36 Estados miembros, los miembros de la OIV acordaron revisar el Convenio de 1924 y reemplazar o modificar las disposiciones pertinentes. El texto del proyecto de revisión de la OIV incluye estatutos y misiones, información organizativa, procesos de toma de decisiones y aspectos relativos a la financiación, entre otros temas de interés relativos al funcionamiento interno y externo de la OIV.

En los últimos años, la Organización Internacional de la Viña y el Vino ha puesto en guardia a diversos sectores implicados en la vitivinicultura, en especial los dedicados a la investigación para la mejora de las especies biológicas utilizadas en la elaboración de vinos, así que es inevitable la referencia a la observación de la investigación que pretende llevar a cabo la OIV. En el artículo 2 de sus estatutos revisados reconoce como tarea propia la elaboración, en caso de necesidad, de nuevas normativas internacionales «a fin de mejorar las condiciones de elaboración y comercialización de los productos vitivinícolas, ya a la toma en cuenta de los intereses del consumidor», a la vez que se plantea someter a sus miembros a «la mejora de los criterios científicos y técnicos de reconocimiento y protección de las obtenciones vegetales vitivinícolas». ¿Significa todo ello que la OIV reflexiona sobre la posibilidad de modelar sus reglas en función a las actuales necesidades, en parte por la presión ejercida por el mercado de la investigación y en parte como reacción a los movimientos de otras regiones vitivinícolas?

|Portada|Biblioteca|Búsqueda|Archivo|Navegador|Suscripción|Correo|
(C) ACE Revista de Enología
(C) de la publicación: RUBES EDITORIAL