ACE Revista de Enología - NOTICIAS
Patrocinadores:
AEB
ACE Revista de Enología
Asociación Catalana de Enólogos
  Portada revista Biblioteca Buscar en ACE Archivo Web anterior Navegador Enológico Suscribirse a ACE Enviar E-mail |Portada|Biblioteca|Búsqueda|Archivo|Navegador|Suscripción|Correo|
Noticias Destacadas Otras noticias  
Alcohol y salud, según la OMS

Dentro del Plan de Acción Europeo contra el alcohol para el período 2000-2005, la Región Europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha adoptado una declaración sobre el alcohol que pretende planificar las medidas a tomar en el futuro, en especial en la protección de los más jóvenes.

El llamamiento que la OMS hace a sus países miembros en defensa de la salud y el bienestar de la población es un reflejo de su posición frente al consumo de bebidas alcohólicas, y se traduce en una declaración entre cuyos objetivos se encuentra la protección de los jóvenes frente a los efectos nocivos de un consumo irresponsable de alcohol.

Como en ocasiones anteriores, la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) solicitó participar en la conferencia como observadora, aunque esta vez le fue negado el acceso. En la declaración adoptada en la reunión, la OMS afirma que «desde la perspectiva de la salud pública, el mensaje está claro: no existen evidencias científicas acerca de un límite seguro en el consumo de alcohol».

Para contrastar los numerosos estudios que destacan los beneficios del consumo moderado de alcohol en la prevención de las enfermedades cardíacas, la OMS ha encargado un estudio comparativo a escala europea (ECAS, European Comparative Alcohol Study) que intenta reflejar las políticas sobre el alcohol seguidas por 14 países de la Unión Europea y Noruega, así como los patrones de consumo de la población y sus efectos.

Los resultados del estudio no desmienten que el consumo moderado de vino u otras bebidas alcohólicas tengan efectos positivos sobre la salud, pero señalan que con la cantidad de alcohol que se consume en los países europeos los posibles beneficios quedan completamente anulados. Así el estudio concluye que el alcohol no tiene efectos positivos para el corazón a escala poblacional y que no puede considerarse que un aumento en el consumo por habitante pueda prevenir la aparición de isquemias cardíacas u otras enfermedades coronarias.

El estudio pone en evidencia que en cuestión de salud pública lo significativo no son tanto las propiedades del vino u otras bebidas alcohólicas, sino sus patrones de consumo. A este respecto, los resultados difieren en el norte y el sur de Europa. Mientras que en los países del norte aumenta la cantidad total de alcohol consumido y con ella la mortalidad, en los países del sur el alcohol no parece ejercer un efecto tan negativo sobre la salud. La OMS atribuye estos resultados a las diferencias culturales entre países mediterráneos y nórdicos, y a los distintos patrones de consumo.

En conclusión, la OMS considera las bebidas alcohólicas potenciales factores de riesgo y no sustancias terapéuticas o preventivas.

Las divergencias entre las declaraciones de la organización y los trabajos que defienden los beneficios nutricionales de un consumo responsable de estas sustancias ponen de manifiesto grandes diferencias culturales, en las que se confunden patrones de consumo y se subestima el papel que desempeñan en la nutrición bebidas como el vino o la cerveza, evidenciando la necesidad de aplicar políticas correctas para modificar conductas erróneas.

[29/06/01]
|Portada|Biblioteca|Búsqueda|Archivo|Navegador|Suscripción|Correo|
(C) ACE Revista de Enología
(C) de la publicación: RUBES EDITORIAL