ACE Revista de Enología - NOTICIAS
Patrocinadores:
AEB
ACE Revista de Enología
Asociación Catalana de Enólogos
  Portada revista Biblioteca Buscar en ACE Archivo Web anterior Navegador Enológico Suscribirse a ACE Enviar E-mail |Portada|Biblioteca|Búsqueda|Archivo|Navegador|Suscripción|Correo|
Noticias Destacadas Otras noticias  
Estados Unidos y Europa: ¿tradición e innovación?
Las causas de la ruptura

El día 1 de julio del 2001 el periódico británico The Sunday Times publicó, en su versión digital, un texto titulado «Un caso grave de mala uva» que, mediante un fácil juego de palabras, hacía referencia a las situaciones que han condicionado el resentimiento de Estados Unidos frente a OIV y su abandono de la organización. El periódico anunciaba así que se había cumplido una amenaza largamente anunciada. A falta de respuesta a la confirmación solicitada a la OIV, y asumiendo que quien calla otorga, debemos pensar que, efectivamente, Estados Unidos ha hecho efectiva una acción que, aunque a este lado del Atlántico ha pasado de puntillas, podría convulsionar el mundo del vino y su actual normativa más de lo imaginable. 

La OIV, con percepción y capacidad de reacción dignas de un organismo público europeo, se ha visto afrentada por el pragmatismo anglosajón de un país en el que la viticultura es "materia industrial". La Organización, nacida de la adversidad en 1924, hace piña alrededor de sus países fundadores, aunque acepta, e incluso da la bienvenida, a nuevos países miembros. Pero esta actitud abierta no incluye aceptar para su presidencia la candidatura de un país para el cual el concepto de denominación de origen es vago y de baja significación.

Por su parte, el país norteamericano, poco habituado pertenecer a un organismo internacional sobre el que carece de control, y ante la elección de un presidente argentino para la OIV, ha reaccionado de un modo que, según los europeos, está guiado por el resentimiento. En este sentido, ya lleva tiempo maniobrando para agrupar a ciertos países productores en un bloque rival, el Grupo Vinícola del Nuevo Mundo. En las semanas previas a la firma del Acuerdo de creación de la Organización Internacional de la Viña y el Vino, actualización del acuerdo del 29 de noviembre de 1924, y que ha sido hecho efectivo el 2 de julio del 2001, Estados Unidos ha estado trabajando la unión de Sudáfrica, Australia, Nueva Zelanda, Argentina, Chile y Uruguay, en un frente común contra Europa de cara al creciente mercado asiático.

Para Félix Aguinaga, presidente de la Organización son malas noticias, especialmente en un momento en el sector se enfrenta a una crisis de sobreproducción en la que los países productores tendrían que mantenerse unidos.

La decisión norteamericana debería estimular la reflexión sobre el sistema de reglas, a menudo demasiado rígidas, salvaguardadas por la OIV, aunque algunos miembros de la organización teman que el vino del tercer milenio corre el peligro de convertirse en la versión alcohólica de la Coca-Cola.

[31/07/01]
|Portada|Biblioteca|Búsqueda|Archivo|Navegador|Suscripción|Correo|
(C) ACE Revista de Enología
(C) de la publicación: RUBES EDITORIAL