ACE Revista de Enología - NOTICIAS
Patrocinadores:
AEB
ACE Revista de Enología
Asociación Catalana de Enólogos
  Portada revista Biblioteca Buscar en ACE Archivo Web anterior Navegador Enológico Suscribirse a ACE Enviar E-mail |Portada|Biblioteca|Búsqueda|Archivo|Navegador|Suscripción|Correo|
ENFOQUES OTROS ENFOQUES  
XXVII Congreso Mundial de la OIV en Bratislava
Anna Puig Pujol
Institut Català de la Vinya i el Vi (INCAVI)
Vilafranca del Penedès
El pasado mes de junio tuvo lugar en Bratislava, la capital de la República Eslovaca, el XVII Congreso Mundial y la 82ª Asamblea General de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV). Es la primera vez que este país centroeuropeo, candidato a formar parte de la Unión Europea, acoge la reunión anual de la OIV.

Los actos realizados, tanto desde el punto de vista científico como técnico, han tenido una importancia singular y los delegados representantes de 42 países del mundo han podido conocer de cerca el nivel de la vitivinicultura y la calidad de los vinos de este pequeño país.

La situación de la vitivinicultura en Eslovaquia

El hecho de que la República Eslovaca sea candidata a entrar en la Unión Europea y, sobre todo, que desde 1989 el país haya vivido una transición de una economía socialista a una economía de mercado ha conllevado una importante transformación en todo el sector vitivinícola del país. La reestructuración de tierras (identificación de los propietarios, devolución de la tierra a los propietarios o a sus descendentes, etc.) y la privatización de las unidades de producción han hecho necesario un marco legal que responda a los requerimientos de mercado y los estándares mundiales.

Las regulaciones vitivinícolas, que empezaron a establecerse con fuerza en 1997 y 1998, han definido categorías cualitativas de los vinos, métodos de control de calidad y aplicación de sanciones por el no cumplimiento de estas normativas.

El efecto negativo de este período de transición ha sido la caída de la superficie vitícola, que ha pasado de las 31 000 hectáreas a las 17 000 hectáreas actuales. Debido a que en Eslovaquia no fue posible transformar las antiguas cooperativas en modernas y utilitarias estructuras y por el hecho de que los bancos denegasen créditos para permitieran superar la situación, los elaboradores eran incapaces de pagar inmediatamente las uvas que compraban a los viticultores hasta el mes de junio del año siguiente, lo que supuso el abandono del cultivo por parte de muchos de estos viticultores por otros cultivos más rentables.

En la actualidad, la situación es contradictoria: por un lado, la calidad de los vinos está mejorando paso a paso, y, por otro, la producción de la materia prima se encuentra en crisis, por lo que Eslovaquia debe importar cierta cantidades de mosto para poder abastecer el consumo. Tan sólo cabe esperar que las autoridades y los profesionales del sector encuentren soluciones a los problemas mencionados anteriormente. Estas soluciones se están trabajando y deben aplicarse a corto plazo con el fin de poder formar parte de la Organización Común del Mercado dentro de la Unión Europea. La introducción de un sistema de derechos de plantación, la elaboración de un registro informatizado de viñas y la identificación de vinos de calidad de una región determinada son las prioridades de la ley de vitivinicultura que entrará en vigor el 1 de enero del 2003.

Eslovaquia: viñas y vinos

Las viñas de este país se concentran principalmente en el sur, sudeste y sudoeste, y ocupan aproximadamente unas 17 000 hectáreas en la ladera de la sierra de los Pequeños Cárpatos. La vitivinicultura eslovaca se divide en seis regiones: Little Carpatians, Southern Slovakia, Nitra, Central Slovakia, Eastern Slovakia y Slovak Tokay Region, esta última, la más conocida por sus vinos de Tokay, elaborados a partir de podridura noble de las uvas.

Las condiciones climáticas en Eslovaquia favorecen el cultivo de variedades blancas, que constituyen un 75% de la superficie vitícola. Veltliner green e italian riesling (wälschriesling) representan un 50% de las mismas. Otras variedades blancas incluyen pinot gris, müller thurgau, rhine riesling, y entre las aromáticas gewurztraminer, muscat ottonel e irsay oliver. También chardonnay y sauvignon blanc, entre las internacionales. Entre las variedades tintas, las más extensas son frankovka y St. Laurent aunque, por demanda de los consumidores, se está plantando cabernet sauvignon. Los vinos de Tokay, la única denominación de origen controlada del país, están elaborados con furmint (70%), lipovina (25%) y muscat lunel (5%).

Con estas variedades los productores de vinos eslovacos elaboran unos 700 000 hectolitros al año, clasificados en tres grupos: vinos de mesa, vinos de calidad y vinos de Tokay. Actualmente, son 14 elaboradores los que concentran el 85% de la producción del país.


Desde un punto de vista comercial, Eslovaquia es un importador neto de vinos. El vino en grandes cantidades utilizado para la producción de vinos de mesa representa la mayoría de las importaciones (150 000–250 000 hectolitros por año). La república también importa vinos embotellados, sobre todo de Austria e Italia. El volumen de exportaciones es muy inferior y se realiza básicamente con la República Checa.

Los congresistas tuvieron oportunidad de catar los vinos eslovacos

En el transcurso del Congreso y durante la visita técnica efectuada a cuatro bodegas y cooperativas de la zona tuvimos la oportunidad de probar diferentes vinos del país. La mayoría de los caldos degustados fueron monovarietales, característica ésta que nos sorprendió, ya que se todo parece indicar que se conseguirían productos de mayor calidad realizando coupages. A pesar de ello, la opinión general de los asistentes fue que había vinos blancos muy correctos, ya que las variedades con las que están elaborados responden muy bien en la zona donde se cultivan. En cuanto a los vinos tintos, todavía están lejos de alcanzar el estándar requerido por el consumidor europeo. Y respecto a los tokay ya tienen su fama forjada: simplemente diferentes y, a su vez, complejos y muy correctos.

El Congreso mundial de la OIV Félix Aguinaga, presidente de la OIV

Unos 380 delegados pertenecientes a 42 países estuvimos durante cinco días reunidos para escuchar y discutir algunos de los aspectos más actuales de la vitivinicultura mundial. Los temas a tratar se dividieron en tres secciones: viticultura, enología y economía vitivinícola. Cada una de las secciones se dividieron en subsecciones con temáticas específicas que se presentaron en forma de comunicación oral o póster. Los principales temas tratados fueron los siguientes:

Sección de Viticultura:

· «Las variedades de viña: patrón (portainjerto), variedades ‘nacionales’, mejoras genéticas»: 12 ponencias orales.
· «Las nuevas tendencias en el campo de las técnicas de cultivo de la viña»: 15 ponencias orales.
· «Las orientaciones de la informática en el campo vitícola (viticultura de precisión)»: 6 ponencias orales.
Además se presentaron 38 pósters de las tres temáticas.

Sección de Enología

· «La descripción de los mecanismos biológicos de los procesos de fermentación: regulación biológica y tecnológica de las fermentaciones primarias y secundarias, levaduras y bacterias en el entorno ambiental de la fermentación»: 7 ponencias orales.
· «La autenticidad y la tipicidad del vino en su composición química; las características de los vinos producidos a partir de variedades autóctonas»: 6 ponencias orales.
· «Los aspectos modernos del análisis del vino: análisis químico, análisis sensorial, métodos matemáticos y estadísticos de evaluación de la calidad de la degustación, definición del profesionalismo del degustador»: 10 ponencias orales.

· «La relación entre el vino y la salud del consumidor»: 11 ponencias orales. Presentación de 46 pósters de las cuatro temáticas.

Sección de Economía vitivinícola

· «La estrategia del equilibrio entre la oferta y la demanda».
· «El análisis del mercado mundial del vino y de otros productos derivados»: 13 ponencias orales.
· «El sistema de comunicación en la vitivinicultura»: 8 ponencias orales.
· «La relación entre el vino y la salud del consumidor»: 2 ponencias orales.

Presentación de 7 pósters de los cuatro temas tratados.

El Incavi participó en la Sección de Enología con una comunicación oral titulada «Estabilización microbiológica y bioquímica de vinos por aplicación de la técnica de altas presiones» y otra, en forma de póster, sobre «Análisis de la inestabilidad genética en cepas de levadura para cava».

En general, todas las presentaciones tuvieron un alto nivel científico y técnico, con aportaciones a tener en cuenta para su aplicación futura en el campo vitivinícola.

En cuanto a la 82ª Asamblea General de la OIV, se aprobaron diferentes propuestas de resolución de los distintos grupos de expertos con un tema central: los límites de los niveles de ocratoxina permitidos en los vinos.

|Portada|Biblioteca|Búsqueda|Archivo|Navegador|Suscripción|Correo|
(C) ACE Revista de Enología
(C) de la publicación: RUBES EDITORIAL