ACE Revista de Enología
Patrocinadores:
AEB
ACE Revista de Enología
Asociación Catalana de Enólogos
  Portada revista Biblioteca Buscar en ACE Archivo Web anterior Navegador Enológico Suscribirse a ACE Enviar E-mail |Portada|Biblioteca|Búsqueda|Archivo|Navegador|Suscripción|Correo|
Noticias Destacadas Otras noticias  

Proyecto terroir

Por primera vez en Castilla-La Mancha, una bodega realiza un proyecto de zonificación, en unidades de microterroirs. Es la primera vez que este tipo de estudio se realiza en esta zona a iniciativa de una bodega particular. Hasta ahora, proyectos similares para la zona de Ribera del Duero y Rioja se habían desarrollado con financiación pública y por grupos productores, sin entrar a valorar el terreno de una finca en particular.

Los estudios de terreno van determinar qué zonas son más propicias para determinados tipos de uva y conseguir mejores caldos, en lo que va a ser una práctica que ya se utiliza en Francia y Chile.

Este proyecto nace de una metodología desarrollada en el centro de investigación francés INAPG, el Instituto Nacional Agronómico de París, a partir del desarrollo de tres tesis doctorales que caracterizaron de forma continua los terroirs de la denominación Champaña (1995), Ródano (2001) y Alto Valle del Maipo (2004).

La metodología cuenta con tres grandes etapas, siendo la primera la determinación de la aptitud vitícola de los suelos. Para ello, el equipo dedicado a este proyecto se basa en la información entregada por satélites de muy alta resolución, la cual es validada en terreno con descripción de fosas de 2 metros de profundidad, en las cuales se analizan las propiedades físicas y químicas del suelo y el perfil radicular del viñedo, asociándolo a las características de los vinos producidos en ellos.

Una segunda etapa corresponde al estudio de vigores del viñedo por varietales y condiciones vitícolas (manejo, edad, riego, etc.). Es así como será fundamental el poder relacionar esta variable con el tipo de suelo y con la aptitud vitícola de dicho suelo. Para ello, se estudian imágenes vía satélite en época de envero, que son validadas mediante peso de poda en terreno y relacionadas con los suelos mediante la utilización de SIG (Sistema de Información Geográfico).

La tercera etapa y final incluye la determinación y validación de las unidades de microterroirs descritas, asociándolas a una tipicidad e identidad de la uva y vino producido, conforme con los objetivos de la bodega. Para ello, se miden azúcares, pH, acidez y polifenoles, así como la realización en bodega de vinificaciones por sectores en depósitos de 5000 y 10 000 litros, y una posterior descripción de la tipicidad de cada microterroir mediante análisis sensorial.

Durante el período que dure este estudio, se realizarán múltiples excavaciones por parcela plantada, de 2 metros de profundidad cada una, permitiendo analizar la potencialidad del suelo y el desarrollo radicular actual y futuro. A través de dichos estudios, se pueden determinar características concretas de los vinos. En esta zona, por ejemplo, unas raíces profundas nos hablarán de la mineralidad del vino, mientras que unas raíces más elevadas destacarán los aromas frutales del mismo. Del mismo modo, los niveles y tipos de arcilla se orientarán a la selección del cuerpo y estructura del vino.

Este proyecto de investigación, basado en la zonificación en microterroirs, impulsado por Bodegas Fontana, va a permitir encontrar la tipicidad de los vinos y asociarlos a un terroir determinado de cada parcela de viñedo: en definitiva, y según el abecé de la viticultura de precisión, planificar el manejo en viñedo y vendimias de forma mejorada, a partir de los objetivos de producción y respetando el terroir.

[29.11.05]
Arriba
|Portada|Biblioteca|Búsqueda|Archivo|Navegador|Suscripción|Correo|
(C) ACE Revista de Enología
(C) de la publicación: RUBES EDITORIAL