ACE Revista de Enología
Patrocinadores:
AEB
ACE Revista de Enología
Asociación Catalana de Enólogos
  Portada revista Biblioteca Buscar en ACE Archivo Web anterior Navegador Enológico Suscribirse a ACE Enviar E-mail |Portada|Biblioteca|Búsqueda|Archivo|Navegador|Suscripción|Correo|
Noticias Destacadas Otras noticias  

XXIV Congreso Internacional del Cava
Núria Raventós
Laboratorio
Cavas Freixenet
nuria.raventos@freixenet.es

Cartell mariscalEl pasado martes 10 de octubre se celebró el XXIV Congreso Internacional del Cava. Las ponencias fueron un éxito, tanto por el número de asistentes como por el tema central elegido: el cambio climático, problema actual que requiere concienciación y colaboración para evitar problemas futuros tanto en la viticultura y la enología como en nuestra vida cotidiana.

Pere Bonet Ferrer, presidente de la Cofradía del Cava, juntamente con Joan Aguado, director general del Incavi, dieron la bienvenida a los asistentes al Congreso. Santiago Mínguez Sanz, responsable del Servicio de Viticultura y Enología del Incavi, fue el presidente de las ponencias. Jaume Gramona Martí, moderador, dio paso a la apertura de la jornada científica.

La primera ponencia, titulada «Presentación de las fichas de buenas prácticas en el paisaje vitivinícola», estuvo a cargo de Jaume Busquets Fàbregas, subdirector general de Paisaje y Acción Territorial, de la Generalitat de Catalunya); Busquets informó sobre la problemática paisajística y las leyes del paisaje. A continuación explicó las fichas de buenas prácticas en el paisaje vitivinícola, un conjunto de 12 fichas con un formato rectangular que se detallan en cinco bloques. Cada una se compone de una presentación de la temática, consejos, glosario y bibliografía específicos. Estas fichas son fruto de la colaboración entre la Administración pública y el sector privado, a partir del objetivo común de reconocer el papel fundamental del viticultor en la creación y mantenimiento del paisaje y la viña.

Por su parte, Santiago Mínguez, doctor ingeniero agrónomo, presentó la segunda ponencia con el título de «Relevancia de la modificación climatológica del Penedés y posibilidades tecnológicas al alcance del enólogo». La Estación Enológica del Incavi recoge numerosos datos que permiten concluir que la temperatura de la Tierra ha aumentado de forma bastante preocupante en los últimos diez años. Cada variedad de uva tiene unas determinadas temperaturas óptimas de maduración. Como consecuencia de este cambio se producirá un aumento de los costes de producción, se deberá aplicar técnicas enológicas para paliar los efectos climáticos, habrá problemas derivados de una escasa o extrema madurez, acidez baja y pH elevado. Las altas temperaturas y la extrema insolación nos obligará a vendimiar de noche. Se concluyó que éstas son algunas de las innovaciones que el enólogo puede tener a su alcance, aunque la determinación de cuándo van a ser herramientas disponibles estará en función del interés y la demanda que realice el propio sector.

Javier Martín Vide, catedrático de Geografía física de la Universidad de Barcelona, presentó la tercera ponencia que, con el título de «El cambio climático y la viña», trató sobre la gravedad del cambio climático cuya causa principal es la emisión de gases CO2.

Este cambio comportará olas de calor, precipitaciones torrenciales, sequías... En España, la vid se cultiva en condiciones climáticas notablemente variadas y este cambio obligará a modificar algunas variedades de uva en ciertas comarcas. El viñedo podrá ganar terrenos de cultivo en zonas elevadas y frías, mientras que la mayor frecuencia de olas de calor tendrá repercusiones negativas en el sector vitivinícola (fotosíntesis dificultosa, acidez baja, más azúcar y más grado alcohólico) y un favorecimiento de nuevas plagas que implicará un seguimiento fitosanitario más exhaustivo.

La cuarta ponencia, titulada «El calentamiento global en la España vitivinícola» fue presentada por José Ramón Picatoste Ruggeroni, del Área de Asesoría Científica en la Oficina Española de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente. Inicialmente nos informó de las causas del cambio climático y de sus consecuencias. Los cambios de la climatología junto con otros factores físicos condicionarán la actividad vinícola de las regiones, lo que afectará a aspectos concernientes al período de crecimiento de las vides, las diferentes fases fenológicas, la maduración de la uva, etc. Una correcta evaluación de estos cambios fortalecerá la capacidad de integración y adaptación al cambio climático del sector, por lo que se requerirá la intervención y colaboración de climatólogos, enólogos, economistas y sociólogos entre otros profesionales, para la confección de estudios. Por último, el conferenciante se refirió al Plan Nacional de Adaptación (integración del cambio climático en la plantificación de los diferentes sectores y/o sistemas).

En quinto lugar presentó su ponencia el profesor José Ramón Lissarrague, quien con el título de «Adaptación de la viticultura de calidad actual ante el cambio climático», centró su exposición en dos temas centrales: por una parte, la conducción de la vid y, por otra, el control del vigor y la buena gestión de la vegetación y la uva. Cada vez nos acercamos a una viticultura en la cual se manifiesta la elevación de la temperatura, las bajas precipitaciones anuales en el área mediterránea, una fase de crecimiento de la uva acelerada, el aumento de las plagas y enfermedades de las cepas, un contenido en azúcares elevado, acidez baja, etc. Asimismo se prevén consecuencias diferentes entre la uva y las hojas, cuya solución pasaría por vides emparradas, por ejemplo el sistema de Sprawl, que tiene el objetivo de conseguir una gran porosidad pero sin una exposición prolongada al sol, evitando que los pámpanos y las uvas estén amontonados para conseguir una maduración óptima, y prevenir las plagas y enfermedades de la cepa.

La sexta ponencia, a cargo de Pancho Campo, presidente de la Academia Española del Vino, trató sobre las «Repercusiones económicas de marketing y mediáticas». Tras exponer la filosofía de la Wine Academy Spain a los enólogos y estudiantes asistentes, Campo inició la ponencia informando sobre el cambio climático y las consecuencias que éste comportará. En viticultura asistiremos a una disminución de la calidad de la uva (aumento del grado alcohólico, complejidad aromática pobre, acidez baja...). La corrección de estos parámetros implicará, en consecuencia, un aumento del coste del vino. En el Penedés, por ejemplo, ya se han notado los cambios con un incremento del potasio y del pH, cuyo resultado inmediato va a ser un vino más inestable, que deberá tratarse. Asimismo, habrá un posible cambio de variedades de la uva de los viñedos debido a la sequedad y aparición de fenómenos meteorológicos importantes: aumento del número de huracanes, deshielo de los polos, incremento de lluvias torrenciales, aumento del nivel del mar... lo que hará aumentar los costes considerablemente.

Como solución para detener el problema, los políticos deberían divulgar y concienciar a la población acerca de los riesgos que puede comportar este cambio climático, adaptar la tecnología para gastar menos energía y disminuir la emisión de CO2, hacer que los países cumplan las normativas de protección medioambiental y saber que es un problema global que afectará a largo plazo.

Situación de la profesión y los estudios de enología

El tramo final de intervenciones del Congreso, estuvo a cargo de Fernando Zamora, decano de la Facultad de Enología de la Universitat Rovira i Virgili (URV), quien abordó la «Situación actual de los estudios de enología y de la profesión de enólogo», informando de la problemática actual de la licenciatura de enología. Habló de la importancia de la existencia de esta titulación y de no incorporarla sólo como Máster en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Dio las gracias a los representantes del sector del vino y el cava, a la Asociación Catalana de Enólogos y al Consejo Regulador del Cava por la colaboración y el apoyo recibido durante la campaña emprendida para mantener la titulación.

Por su parte, el presidente de la Asociación Catalana de Enólogos (ACE), Oriol Guevara, intervino a continuación; habló sobre la posibilidad de crear organizaciones para defender los intereses de los enólogos. Comentó que si hubiera existido un colectivo fuerte en torno al enólogo no se hubiera planteado la supresión de la licenciatura. También apuntó a que la creación de un colegio profesional de enólogos tendría mucha fuerza para defender los intereses legales de los enólogos.

Antes de iniciar la clausura del Congreso hubo un turno de ruegos y preguntas, que pudieron ser respondidas a pesar del retraso generado por el interés que despertó la jornada.

Gustau Garcia Guillamet, presidente del Consejo Regulador del Cava, antes de clausurar el Congreso, se refirió a la importancia de la licenciatura de enología, a la excelente vendimia de 2006 y a las buenas previsiones del mercado del cava de cara a la campaña de Navidad. Y para terminar felicitó a todos los ponentes por las aportaciones realizadas en sus conferencias.

[31.10.06]
Arriba
|Portada|Biblioteca|Búsqueda|Archivo|Navegador|Suscripción|Correo|
(C) ACE Revista de Enología
(C) de la publicación: RUBES EDITORIAL