ACENOLOGÍA | Nueva presidenta de la OIV

<
 
 
 
 
NOTICIAS  

La OIV tiene nueva presidenta
Redacción
Regina Vanderlinde

La enóloga y biotecnóloga brasileña Regina Vanderlinde es elegida el 6 de julio de 2018 para presidir la OIV

Por tercer mandato consecutivo, una mujer va a presidir la Organización Mundial del Vino y la Viña (OIV). Tras su elección el pasado 6 de julio en París, la brasileña Regina Vanderlinde va a presidir la entidad durante los próximos tres años. Propuesta por Brasil a través del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento, con el apoyo del Instituto Brasileño del Vino (Ibravin),  Vanderlinde actúa como delegada de este país iberoamericano en la OIV desde 2001, y ha participado en comisiones y grupos de trabajo, en el Comité Ejecutivo y en la Asamblea General de la organización. En 2012, asumió el puesto de secretaria científica de la Subcomisión de Métodos de Análisis de la OIV, siendo la primera representante de Brasil en ocupar un cargo en esta institución internacional.

Regina Vanderlinde, doctora en Ciencias Biológicas, con la especialidad de Enología/Ampelología, por la Universidad de Burdeos, es profesora de Biotecnología en la Universidad de Caxias do Sul-UCS, Brasil.

Entre las propuestas para la OIV que Vanderlinde defiende está la construcción de un modelo de comercio internacional basado en la legalidad y la transparencia, y obtener la adhesión de nuevos miembros a la entidad a fin de que crezca más. "Voy a trabajar para inspirar la confianza del consumidor, valorar el vino y aumentar el retorno económico de quien vive de la actividad."

 

AGENDA OIV: Becas de investigación

Hasta el 4 de octubre de 2018, la Organización Mundial de la Viña y el Vino (OIV) acepta candidaturas para sus becas anuales de investigación dirigidas al desarrollo de programas postuniversitarios «con una voluntad de avanzar en la investigación o de mejorar sus competencias y con el deseo de estar al corriente de la actualidad de los avances en su campo de estudios o de trabajo».

Con una duración de seis a 15 meses como máximo, los temas deberán centrarse en alguna de las cuatro grandes áreas de trabajo de la OIV y más específicamente en: viticultura (huella hídrica en la viticultura; desarrollo sostenible y protección del medio ambiente; y enfermedades de la vid: enfermedades de la madera y otras); enología (caracterización química y funcional de los taninos enológicos; acción e impacto tecnológico de las proteasas sobre la estabilidad y la filtrabilidad en enología; reducción del dióxido de azufre a nivel tecnológico y microbiológico; métodos de análisis de bajo impacto ambiental; y autenticidad y trazabilidad del vino: tratamientos físicos y métodos de análisis); economía y derecho (comercio electrónico; enoturismo; e impacto de la economía política en el mercado del vino); y por último seguridad y salud (influencia del consumo de vino en las enfermedades degenerativas; evolución de los hábitos de consumo, en particular, entre los jóvenes; y contaminantes, toxinas y aditivos, en especial sulfitos, arsénico, cinc y cadmio).

Para ampliar información sobre cómo participar en el programa de becas de investigación de la OIV basado en áreas de programas prioritarios, podéis descargar este pdf o visitar el sitio de la OIV.

 

 



[6.9.18]

 

arriba