ACE
<
 
 
 
 

NOTICIAS  

Cómo calcular la huella de carbono en el sector vitivinícola

Redacción

El cambio climático está teniendo un efecto notable sobre la uva y los vinos, ya que contribuye en distinta medida al adelantamiento de la vendimia, subida del grado alcohólico, incremento del pH y reducción de los antocianos, entre otros factores, tal como indican numerosos informes internacionales respaldados por la OIV y, sobre todo, los resultados del proyecto Cenit Deméter –del que este portal se ha hecho eco en otras ocasiones– y que se ha centrado en la adaptación de dos de las uvas más representativas de España, tempranillo (tinto) y albariño (blanco), a las principales variables que van a afectar a la climatología en los próximos años, como son el incremento de la temperatura y el descenso de la disponibilidad de agua.

El sector vitivinícola ha reaccionado rápidamente, y ha demostrado en los últimos años ser puntero en el cálculo y la reducción de su huella de carbono. Sin embargo, en muchos casos, los elevados costes de la consultoría de cálculo y la posterior verificación, hacen que muchas bodegas de pequeño y mediano tamaño no puedan acceder a este tipo de acciones. Asimismo, para las bodegas de gran volumen y oferta diversificada, resulta muy costoso calcular y verificar las emisiones de gases de efecto invernadero de todos sus vinos.

Lanzada en 2015, la nueva herramienta online Winekia es un plataforma que facilita la contabilidad total de los gases de efecto invernadero (lo que comúnmente se conoce como huella de carbono) en el sector vitivinícola, destacando por su sencillez a la hora de introducir datos y por la generación automática de un completo informe de verificación, según los estándares internacionales más habituales. Verificada por varias entidades certificadoras, facilita a las bodegas calcular ellas mismas su huella de carbono y certificarse bajo tres importantes normas internacionales (ISO 14067, Greenhouse Gas Protocol (GHG Protocol) y PAS 2050, respaldada por el Carbon Trust), eliminando los costes de consultoría y ahorrando tiempo.

«Hemos desarrollado Winekia para enseñar a las bodegas que es fácil y nada caro medir la huella de carbono de sus vinos con todas las garantías, y entender mejor el impacto que cada decisión que adoptan tiene sobre el cambio climático», según Francisco Campo, cofundador de Winekia. «Del trabajo de varios años con las bodegas hemos aprendido mucho sobre la importancia de minimizar el papeleo, la necesidad de solicitar solo datos que son fáciles de recopilar por ellas mismas y de la reducción de los costes que les supone poder llevar a cabo un cálculo y verificación de sus emisiones de gases de efecto invernadero», según Francisco Campo, cofundador de Winekia.  

 

Winekia se adapta a distintos tipos de vinos reconociendo hasta 46 procesos productivos diferentes de campo y bodega. Permite el trazado de vinos complejos desde prensados y sangrados, maceraciones, fermentaciones, coupage, diferentes tipos de crianza… Y permite calcular el impacto tanto de vinos a granel como embotellados o en formatos novedosos (brik, bag in box, etc.), adaptándose a las nuevas formas de comercialización del sector.

La plataforma funciona online y los resultados pueden ser obtenidos desde cualquier soporte (PC, teléfono móvil, tablet).


Más información: www.winekia.com

 



[27.8.15]

arriba