NOTICIAS  
Llegan las primeras máquinas expendedoras de vino
 
El Estado de Pensilvania, uno de los que cuenta con una de las normativas más restrictivas de Estados Unidos en cuanto al consumo de alcohol, ha autorizado la instalación de máquinas expendedoras de botellas de vino. La iniciativa pretende modificar los hábitos de compra de los consumidores al permitir que puedan adquirir vinos de calidad con la facilidad que ofrecen unas máquinas expendedoras de tecnología y seguridad muy avanzada. Hasta ahora, el vino sólo podía ser vendido en Pensilvania en tiendas autorizadas bajo control estatal.

Según ha declarado a la cadena BBC James Lesser, el empresario que ha desarrollado las máquinas expendedoras de vino instaladas en Pensilvania, «la iniciativa ha sido muy bien acogida, por ejemplo, en los aeropuertos». Por su parte, Patrick Stapleton, de la Oficina de Control de Licores de Pensilvania, ha señalado que la avanzada tecnología de estas máquinas expendedoras permite a las autoridades del Estado conocer en todo momento «quiénes están consumiendo este tipo de bebida alcohólica y cómo lo están haciendo». Y es que dichas expendedoras de caldos son tan sofisticadas que controlan no sólo la edad del consumidor, a través de la tarjeta de crédito con la que paga, sino que disponen de un analizador del aliento que impide la obtención del producto si detecta que el comprador supera la tasa de alcohol permitida en ese Estado. Asimismo, este innovador sistema de ventas en el sector enológico hará posible que el comprador esté «asistido» con información experta del producto, como notas de cata u opiniones de otros consumidores, por ejemplo, consultables en el terminal adjunto, que será algo más que un simple cajero.

Fuente: BBC News

[31.08.10]