ACE Revista de Enología
Patrocinadores:
AEB
ACE Revista de Enología
Asociación Catalana de Enólogos
  Portada revista Biblioteca Buscar en ACE Archivo Web anterior Navegador Enológico Suscribirse a ACE Enviar E-mail |Portada|Biblioteca|Búsqueda|Archivo|Navegador|Suscripción|Correo|
Ir a otros artículos de La Red  
El B2B que viene
Jaume Estruch
B2B es un acrónimo inglés surgido de un auténtico abuso de lenguaje por el que business to business o intercambio empresa–empresa, se convierte por arte de la fonética en ese símbolo alfanumérico.

B2B es algo más que comprar y vender por Internet bienes y servicios a escala industrial. La red permite crear demandas y ofertas con aspectos hasta ahora inéditos: pueden comprarse en tiempo real materias primas situadas en mercados remotos, pueden producirse acuerdos entre compradores para establecer precios de salida o forzar subastas a la baja. De igual manera, los proveedores pueden subastar sus más preciados productos al mejor postor, esté donde esté situado. O reunir sus ofertas en lotes complementarios, o asignarles precios personalizados, o con descuentos inmediatos. Siempre con notables ventajas de precio, calidad e inmediatez. Y eso es aplicable a casi todo, desde portaaviones a conferencias. Pero, ¿puede funcionar en el mundo del vino?

Bien es cierto que una bodega no puede (de momento) comprar en una subasta una vendimia situada a diez mil kilómetros del lagar, pero sí a diez mil kilómetros del centro de decisiones. Y puede adquirirse, por ejemplo, vino en rama, botellas, tapones y vino embotellado sin etiquetar, desde cualquier parte del mundo. Y eso ya es una buena base para el B2B. Solo hace falta poner a la vista de los compradores toda la oferta (y de los vendedores toda la demanda) a la vez, procedente de todas las partes del mundo, y con unas accesibilidad inmediata. Frente a tanta abundancia, compradores y vendedores tomarán posiciones, crearan alianzas y plantearan estrategias. Todo en la pantalla del ordenador (o del móvil). Eso ya será B2B.

Sin embargo, ese B2B que ya funciona poderosamente en numerosos sectores industriales (tras estrepitosos fracasos de tanteo, hay que reconocerlo), aún no ha encontrado su razón de ser en el mundo vitivinícola.

Hay diversos portales de Internet que se autoproclaman poseedores de las esencias del B2B vitivinícola, pero lo cierto es que, en la mayoría de los casos, se trata de una pura presunción publicitaria.

Cuando funcione, las empresas elaboradoras, con intereses cada vez más internacionales, adquirirán bienes y servicios a proveedores, también cada vez más globalizados, y eso terminará influyendo no sólo en el precio de las vendimias sino en el sistema de comercializarlas. En las vendimias, y en las botellas, los tapones y los manipulados de cartón. Y no debemos olvidar que el enólogo, que en lo científico es un biotécnologo, en lo empresarial es un ejecutivo de compras.

Algunos emprendedores empiezan a entender que el vino no es un producto tan diferente (ni tan perecedero) como proclaman los tópicos y que los volúmenes de compras y la diversidad de sectores proveedores lo hacen demasiado atractivo como para escapar al B2B.

Tras algunos intentos tal vez demasiado tempranos, un portal con regusto latino, B2Bwine, abrió fuego hace tiempo con una andadura más teórica que real. La persistencia de su  proyecto parece que, finalmente, empieza a dar sus frutos y las listas de sus ofertas comienzan a tener volumen. Pero una de las mayores apuestas en el campo del B2B se está produciendo en California. Sobre el proyecto winebussiness.com un portal de servicios vitivinícolas con cierta tradición, en el que pueden encontrarse noticias del sector, directorios de bienes y servicios vitivinícolas, así como de elaboradores y proveedores, han aterrizado nuevos socios, entre ellos, miembros de la familia Sabaté, propietaria de la compañía internacional de corcho del mismo nombre, que han dotado al proyecto de una sólida estructura financiera, sobre la que construir una bolsa de comercio B2B: Turrentine Wine Brockerage. Con mercados diferenciados de vendimia, vino en rama y vino embotellado, en los que los listados de ofertas tienen una variedad y volumen notables. Todo ordenado por variedades y con posibilidades de realizar ofertas y demandas; con precios abiertos (excepto en el caso de vinos embotellados) y un sistema de envío de muestras a los interesados.

De momento, Turrentine opera en el valle del Napa, pero el proyecto parece demasiado tentador como para sus creadores se resignen sólo con las vistas de ese lado del Pacífico.
Arriba
|Portada|Biblioteca|Búsqueda|Archivo|Navegador|Suscripción|Correo|
(C) ACE Revista de Enología
(C) de la publicación: RUBES EDITORIAL