ACE Revista de Enología
Patrocinadores:
AEB
ACE Revista de Enología
Asociación Catalana de Enólogos
  Portada revista Biblioteca Buscar en ACE Archivo Web anterior Navegador Enológico Suscribirse a ACE Enviar E-mail |Portada|Biblioteca|Búsqueda|Archivo|Navegador|Suscripción|Correo|
Ir a otros artículos de La Red  
La ley de Moore y los enólogos
Jaume Estruch
La ley de Moore, uno de los pilares para entender el desarrollo de la informática, anuncia que cada 18 meses se duplica la velocidad de los procesadores. Pero, la difusión de los avances tecnológicos llega al público a mucha menor velocidad. Esto es lo que proclama el enunciado de otra ley, denominada ley de Demi Moore (de demi «mitad», aunque las  malas lenguas dicen que es fruto de la admiración que algunos teóricos de internet sienten por la actriz homónima). Una interpretación de esta ley es que una tecnología sólo lo es para quien haya nacido antes de la aparición de tal tecnología. O sea, para alguien nacido en los noventa, los ordenadores e internet no son más que herramientas similares a la máquina de escribir y al teléfono en la generación anterior. No se filosofa sobre qué son y qué significan. Simplemente, se utilizan. A pesar de ello, en la realidad, la velocidad a la que se incorpora cualquier tecnología es menor, por que en cada momento de la historia conviven diferentes generaciones. Algunas anteriores y otras posteriores al nacimiento de una tecnología determinada.

Han pasado ya casi ocho años desde que en mayo de 1996 apareciera por primera vez en la edición en papel de ACE Revista d’Enologia la sección «La red» y que se pusiera en funcionamiento la edición digital de la revista. Queríamos celebrarlo con un viaje al pasado, ya que disfrutamos de un espacio en una revista que ahora cumple veinte años. Aunque por un problema de evolución de protocolos no podemos ofrecer la imagen de nuestros orígenes en la red, hemos conservado el web anterior al actual desde julio de 1997, una joya de anticuario. Lo encontraréis fácilmente pulsando la opción web anterior en el navegador de la portada actual. Si navegáis entre sus páginas podréis medir la distancia «tecnológica» que hay entre vosotros y la prehistoria de ACE. ¿Sabíais que Altavista era entonces el navegador estrella, como lo es ahora Google, que la OIV en internet era sólo un buzón electrónico con una dirección numérica, que en la red sólo había los enólogos americanos, en un rinconcito de la Universidad de Davis, que los australianos estaban en otro rinconcito de un portal temático que vendía vinos..., y que los catalanes estábamos en un subditectorio de una editorial científica?

Además, en el web anterior, en la sección anticuaria, podréis encontrar una rareza: la reproducción de las cubiertas de los diez primeros números (agotados) de la revista impresa. Unas publicaciones que no todo el mundo ha podido contemplar y menos consultar.

Queda claro que nuestra obsesión ha sido, desde el principio, que las tecnologías de la comunicación (las famosas TIC) dejen de ser tecnología para los enólogos, lo antes posible, y se conviertan en simples herramientas cotidianas. Si este artículo te ha parecido un ejercicio de nostalgia y has pasado página buscando información fresca, significa que tú ya has dado el salto. Y nosotros hemos conseguido nuestro objetivo: dejar en entredicho a Demi Moore.

[25.02.04]
Arriba
|Portada|Biblioteca|Búsqueda|Archivo|Navegador|Suscripción|Correo|
(C) ACE Revista de Enología
(C) de la publicación: RUBES EDITORIAL