ACE Revista de Enología
Patrocinadores:
AEB
ACE Revista de Enología
Asociación Catalana de Enólogos
  Portada revista Biblioteca Buscar en ACE Archivo Web anterior Navegador Enológico Suscribirse a ACE Enviar E-mail |Portada|Biblioteca|Búsqueda|Archivo|Navegador|Suscripción|Correo|
Ir a otros artículos de La Red  
Los misterios de los OMG
Jaume Estruch
El tema no es trivial, ya que los expertos prevén que en las próximas décadas, los transgénicos serán habituales en nuestra vida cuotidiana. Quizá por eso, un organismo como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (CNICE) que depende del Ministerio de Educación y Ciencia, nos proporciona un informe muy pedagógico sobre los organismos modificados genéticamente (OMG), que es la denominación correcta de los «transgénicos».

Una vez claros algunos conceptos, podemos preguntarnos cómo está el tema de los transgénicos en el mundo de la enología. Más allá del rumor que, en los armarios (congeladores) de todos los grupos de investigación, quién más quién menos, tiene un transgénico esperando el momento que se de luz verde a una supuesta liberalización, la realidad parece menos intensa. Sería una agradable sorpresa descubrir que este país es una potencia mundial encubierta en modificación genética de organismos. Una foto (oficial) del panorama es la que muestra la Comisión Nacional de Bioseguridad, el organismo que, como ahora ya sabemos, se encarga de autorizar investigaciones y trabajos con OMG, y que depende del Ministerio de Medio Ambiente. Si miramos las listas de autorizaciones que este organismo ha firmado, veremos que no se encuentra el género Vitis en ningún sitio, pero sí el Saccharomyces, con un par de autorizaciones concedidas al Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA, CSIC). Oficialmente, las viñas modificadas genéticamente en nuestra zona están todavía lejos, y las modificaciones del proceso de fermentación, mediante una futura levadura llena de expectativas, no parece que vayan más deprisa.

Es cierto que una de las preguntas es: ¿por qué queremos OMG en la enología? ¿Para evitarnos problemas durante el proceso de elaboración (desde las plagas de la viña a la clarificación de botellas)? ¿Para ofrecer al consumidor nuevos productos? Probablemente esta es una pregunta que será necesario formular explícitamente si queremos respuestas claras, y que pueden marcar la diferencia entre modelos de crecimiento vitivinícola, basado en la producción o en la calidad y la personalización.

Sobre lo que sí tenemos respuestas, y contundentes, es sobre qué impide que los transgénicos entren como una alud en nuestra vida. La respuesta es un auténtico entramado de leyes, agencias, organismos y entidades (públicas y privadas, nacionales e internacionales) que desembocan en un concepto que nos atemoriza y nos fascina: «seguridad alimentaria». Para hacernos una idea de lo que hay detrás (y delante) de la seguridad alimentaria sólo se tiene que consultar el nuevo portal que el Ministerio de Sanidad y Consumo pone a nuestro alcance, un sitio donde hay navegación asegurada durante semanas. En cualquier caso, el apartado dedicado a OMG, que es el que nos ocupa, completa convenientemente la información que necesitábamos. Ahora, con la información al alcance, ya podemos sumergirnos de manera activa en el debate y dejar de ser simples espectadores desinformados.
[26.05.04]
Arriba
|Portada|Biblioteca|Búsqueda|Archivo|Navegador|Suscripción|Correo|
(C) ACE Revista de Enología
(C) de la publicación: RUBES EDITORIAL