ACE
 
 
     Patrocinadores:
AEB
 
 

TRIBUNA  
Adiós 2010. Bienvenido 2011
Josep A. Llaquet

Finalizando el año, se despiertan los deseos para el próximo: aprender inglés, apuntarse al gimnasio, adelgazarse, hacer un curso de..., portarse bien, dejaré de fumar, etc. Muchas veces se trata de deseos que, año tras año, van repitiéndose y nunca podemos llevar a término por una u otra razón.

El tiempo pasa rápido cuando andas enzarzado en tu trabajo, no te das cuenta y los días van pasando. En la Junta Directiva de la Asociación Catalana de Enólogos, trabajo tenemos, quizás demasiado, y es por ello que nos falta tiempo.

De todas formas me siento satisfecho porque hemos ido avanzando, no sin esfuerzo, por ir cumpliendo los objetivos señalados. En 2010 hemos presentado e hecho entrega del libro que recogía los primeros 25 años de la Asociación, así como el nuevo web, cuya misión es que sirva de puente de unión del colectivo: estar más cerca de nuestros asociados. Asimismo se ha realizado el laborioso trabajo de presentar los documentos necesarios para la creación del Colegio de Enólogos, y ahora estamos a las puertas del Parlamento con el fin de, si todo va bien, sea aprobado dicho Colegio.

Como si se tratase de un deseo de Navidad, quisiera pediros dos esfuerzos de vital importancia para nuestro colectivo:

  • Ahora más que nunca os tengo que pedir que participéis en la próxima Asamblea que se celebrará a principios de 2011. Debéis participar en ella, con el fin de dar vuestro visto bueno, o no, a la creación del mencionado Colegio. Nuestra idea, desde la Junta, es contar con el asesoramiento de un especialista en temas colegiales, con el fin de poder tomar la decisión más conveniente, después de sopesar los pros y los contras.
  • La realidad es que como colectivo debemos defender, proteger y potenciar nuestros intereses profesionales, y ahora nos toca decidir si tiene que ser a través de la creación de un Colegio profesional. Es de vital importancia vuestra participación en esta decisión.
  • La creación de un Colegio profesional no tiene porqué afectar la marcha actual y futura de la Asociación Catalana de Enólogos, que seguirá funcionando independientemente del mencionado Colegio. Se trata de dos órganos completamente distintos, gestionados por dos Juntas independientes entre sí. Por este motivo también os quiero pedir que os acerquéis a la Asociación, intentar participar a través del correo, de la página web (www.enolegs.cat) , realizar las solicitudes de lo que creáis hace falta, quejaros, etc. Soy consciente de los tiempos difíciles que estamos viviendo, debido a la crisis económica que nos embarga, pero la única manera de avanzar es participando, haciendo valer vuestra opinión.

Finalmente quisiera expresaros también mi disgusto y tristeza por las bajas que se están dando cada año. Todas son aceptables, sobre todo las que corresponden a profesionales que ya no ejercen su trabajo de enólogo, por jubilación, o por causas similares. Pero hemos de ser conscientes de que, cuando nos damos de baja, dejamos de pertenecer a un colectivo que trabaja por la defensa y el reconocimiento de nuestra profesión. Si realmente queremos seguir creciendo como profesionales, no podemos quedar fuera de la Asociación. No es lo mismo participar o no en la toma de decisiones, en los disitintos actos que se llevan a cabo. Hay un colectivo que vela por nuestros intereses como asociados y que necesita el apoyo de todos los profesionales de la enología en nuestro país, para el bien de todo el sector.


[30.12.10]

arriba