Patrocinadores:
AEB
 
 

TRIBUNA OTRAS TRIBUNAS      
Bodas de plata
Josep A. Llaquet

El primer trimestre de 2010 se inicia con un cambio de Junta Directiva en la Asociación Catalana de Enólogos (ACE). Ha habido nuevas incorporaciones con el fin de sustituir a los compañeros que han decidido cambiar los momentos dedicados a la asociación por otros menesteres o han dirigido sus esfuerzos hacia nuevos retos. A todos ellos les agradecemos el esfuerzo, la energía y las ideas aportadas a nuestra asociación: ¡Muchas gracias!

Damos la bienvenida a los nuevos integrantes y, al mismo tiempo, agradecemos a los miembros de la Junta actual el reto asumido. Sin duda se ha realizado mucho trabajo y muy importante, pero aún falta camino por recorrer y trabajo que realizar, sin darnos cuenta la Asociación Catalana de Enólogos vivirá otros 25 años más.

Quizás no son los mejores tiempos para celebraciones, estamos en un momento de crisis, en la que nos bombardean por todos lados; una crisis económica que posiblemente ha marcado el final del consumo de masas y que pasará factura en el futuro. Son muchos los libros y artículos que nos describen la crisis como una oportunidad. Nos explican que pueden suponer un replanteamiento de nuestros valores, un aprender a compartir, un incremento de nuestra creatividad... «Aprovechar todo lo positivo que comporta la crisis es un mensaje muy valioso que hemos de tener siempre presente. Es importante que seamos siempre optimistas, cosa nada fácil en estos tiempos, pero la única manera de ser optimistas, de confiar más en nosotros mismos, aumentar la autoestima, no es intentando cambiar nuestra forma de pensar sino de actuar. Si avanzamos, nuestros pequeños o grandes objetivos serán los que mejor limarán nuestras inseguridades», según palabras de Jenny Moix.

Personalmente, añado que si a esta pequeña dosis de optimismo le añadimos un poco de aquella ilusión que, desgraciadamente, hemos ido perdiendo a lo largo de nuestra vida, aquella ilusión que nos hacía mover montañas desde pequeños, seguramente de aquí a unos años podremos decir que esta crisis ha valido la pena.

Con serenidad, celebraremos nuestros 25 años, aprovecharemos la celebración para conseguir un gran eco para nuestra asociación y continuaremos trabajando con los termas que mantenemos abiertos y que esperamos, a corto plazo, cerrar. Ejemplo de ello es nuestra web (herramienta en la que tenemos puestas muchas esperanzas, para que sirva de unión de todos los enólogos catalanes) y una publicación (recopilación de la historia de nuestro colectivo). Otro frente abierto es el Colegio de Enólogos, tema que, si no hay imprevistos, no cerraremos hasta más adelante por motivos ajenos a nuestra organización.

El futuro de nuestra profesión en estos momentos pasa por aquí, y recalco en estos momentos, porque puede seguir igual o cambiar, como ha sucedido con la reciente ley Ómnibus, que deberemos seguir de cerca.

Desde la Junta Directiva de ACE, queremos trabajar de cara al futuro y poner todos los esfuerzos en el reconocimiento de nuestro colectivo hacia la sociedad que nos rodea, siendo, a la vez, el núcleo de encuentro de todas las inquietudes de nuestros asociados. Creemos firmemente en lo que somos y en que debemos ser la herramienta de comunicación de todos los profesionales de la enología.

Siguiendo con la continuidad de la anterior Junta, y en concreto con el ex presidente Oriol Guevara, insistiremos en que es preciso conformar un colectivo fuerte, ambicioso y recuperar el sentido gremial. Hemos de ser participativos. Acercaros a ACE, la Asociación Catalana de Enólogos, acercaros personalmente, bienvenidas vuestras ideas, vuestras inquietudes, hacednos llegar vuestra opinión. La Junta trabaja y trabajará para todos y cada uno de los asociados con optimismo e ilusión.

Josep A. Llaquet
Presidente de la Associació Catalana d’Enòlegs


Más información: Renovación parcial de la Junta Directiva de ACE

[26.02.10]
[Créditos]